Deja un comentario

Invasiones silenciosas

Donald Trump presentó un nuevo plan presupuestario con sustanciales incrementos a la maquinaria de guerra y significativos recortes en programas de salud y educación. Los agentes de EEUU en el mundo podrán matar, aunque sean mal educados. Esto descarga de preocupaciones a aquella oposición que es capaz de salir asesinar a sus compatriotas, pero que se acobarda a la hora de dialogar.

El Ministro de Cultura, Ernesto Villegas, compartía en su cuenta Twitter una nota difundida en el medio Al Navío, en la que se anunciaba que la oposición recibiría de Estados Unidos una partida de 9 millones de dólares para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.

Las partidas que destina el Departamento de Estado para la desestabilización en Venezuela suelen ser secretas, pero van dejando migas. Sólo a través de la National Endowment for Democracy (NED) distribuyeron 2 millones 651 mil 994 dólares a la oposición en Venezuela durante el año 2017.

Estados Unidos ha ido fortaleciendo compleja red de leyes y normativas que permiten justificar y drenar los fondos contra Venezuela. En septiembre, el Congreso promulgó la Ley de Defensa Nacional para el Año Fiscal 2018 en la que se menciona a Venezuela por supuestos vínculos militares con Irán y se exige al Secretario de Defensa desarrollar una evaluación sobre nuestra Fuerza Armada.

El 7 de diciembre del 2017, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la “Ley de Asistencia Humanitaria y Defensa de la Gobernanza Democrática de Venezuela” que le exige al Secretario de Estado trabajar con la USAID para presentar una estrategia de financiamiento a organizaciones contrarrevolucionarias en Venezuela y a gobiernos de la región que están dispuestos a colaborar con Estados Unidos en su escalada de injerencias.

El Secretario de Estado tiene fecha de entrega para la tarea: un lapso de 90 días a partir de la promulgación de esta Ley que fortalece el andamiaje de sanciones y bloqueos formalizado por Barack Obama el 9 de marzo del 2015 con la emisión de la Orden Ejecutiva que declaró a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria para los intereses de Estados Unidos.

El sol de Venezuela nace en el Esequibo

Tillerson conoce bien la estrategia. Hasta hace poco tiempo, el ahora Secretario de Estado, era una de las manos que mecían la cuna en la corporatocracia estadounidense. En 2007, cuando Tillerson a penas se acostumbraba a su ascenso como Director Ejecutivo de la Exxon Mobil, Chávez iniciaba el proceso de nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco, recuperando las riquezas de extraordinarios yacimientos que saqueaban las trasnacionales.

Venezuela indemnizó a 22 compañías petroleras que operaban en el área. La Exxon Mobil de Tillerson demandó a nuestro país ante los tribunales internacionales.

Venezuela derrotó a la empresa y Tillerson sólo desea venganza. Chávez le hizo conocer a la Exxon Mobil sus límites y la compañía empezó a explorar en los nuestros.

En mayo de 2015, ExxonMobil anunció el hallazgo de un yacimiento petrolero con crudo de gran calidad a 200 kilómetros de la costa del Esequibo, territorio oriental sobre el cual Venezuela reclama soberanía. Por orden expresa del Acuerdo de Ginebra la zona debe permanecer sin exploración ni explotación minera. Tillerson garantizó que su caballo de troya triunfara en las elecciones Guyanesas financiando a través de la Exxon la campaña del actual presidente David Granger.

La Exxon Mobil anunció el pasado 4 de diciembre que asistirá a Guyana en el diferendo limítrofe con Venezuela y correrá con los “gastos judiciales resultantes de una eventual controversia” por el bloque Stabroek.

El 30 de enero del 2018, Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, emitió un comunicado en el que aseguraba que no había un “progreso significativo” en el diferendo y lo remitía a la Corte Penal Internacional. En respuesta, la cancillería venezolana se preguntaba cuáles serían “las razones que privaron para recomendar la Corte Internacional de Justicia a dos Estados que no reconocen su jurisdicción [refiriéndose, por supuesto, a Venezuela y Guyana], siendo que el propio Acuerdo de Ginebra contempla los medios políticos para la solución de la controversia territorial.”

Hay límites y limitaciones

El pasado 1 de febrero el secretario de Estado inició su gira por cinco países latinoamericanos y caribeños. En todos los destinos amenazó a Venezuela. Su estancia en Colombia coincidió con los diálogos de República Dominicana. Pasamos de este modo de la frontera oriental de Venezuela a las limitaciones que implica padecer una oposición desnaturalizada.

En tres oportunidades el Gobierno y la Oposición han estado a punto de lograr un acuerdo. Todos han sido frustrados por agentes de Washington. El primero fue vetado por un dirigente interno de la MUD, el segundo por Almagro y, el más reciente, por el Secretario de Estado Rex Tillerson.

El 2 de diciembre del 2017, los acompañantes internacionales del diálogo, José Luis Rodríguez Zapatero y Danilo Medina presentaron un primer documento con seis puntos centrales.

Lo tomaremos de la cuenta Twitter de la MUD, en un trino en el que aseguran que “si este documento se hubiese respetado… habría acuerdo”. En esencia, mantiene la misma estructura de compromiso del que se abstuvo de firmar la oposición el día 6 de febrero.

Coloquemos bajo la lupa una coincidencia. En el documento que la oposición “respeta”, admiten que las sanciones “bloquean las capacidades financieras para atender las necesidades básicas del pueblo venezolano”.

El planteamiento es recalcado en el apartado “la situación económico y social” (SIC). Las partes insisten en la necesidad de la “supresión de bloqueos financieros” como eje central de la problemática, con miras a garantizar el acceso de medicinas y alimentos a la población.

No se menciona en ninguna versión del documento un “canal humanitario”. Esto significa que tanto la oposición como el gobierno muestran acuerdo en el hecho de que el origen de la crisis y su gravedad corresponden a las sanciones financieras contra nuestra nación. A confesión de parte, relevo de pruebas.

Aunque ya la CIA reconoció que coordina las sanciones contra Venezuela, la cara de las gestiones a nivel internacional ha sido Julio Borges, el mismo que calificó a la migración venezolana como una “enfermedad contagiosa para la región”, siguiendo el relato de inspiración xenófoba que “tan de moda” está en Washington y Bogotá.

Un estudio de la cancillería venezolana determinó que el 60% de las notas difundidas contra Venezuela son producidas por la agencia Reuters y posteriormente son replicadas por otros medios.

reuters 60

Navegamos por su cuenta Twitter dedicada a Venezuela para conocer cuál fue el comportamiento de sus contenidos desde el 1 de febrero hasta la tarde del día 13.

Las amenazas de Tillerson en su periplo por América Latina se difundieron en unos 44 trinos. La parada de Juan Manuel Santos en Cúcuta para anunciar reformas a las políticas migratorias con Venezuela generó 20, ubicándose en el primer lugar de los contenidos difundidos la última semana. Si a éstos sumamos los tuits consagrados a reforzar las medidas contra la migración venezolana de Temer y el diferendo entre Guyana y Venezuela, pudiéramos decir que la situación fronteriza venezolana, con 41 tuits, está a la par de lo que diga el Secretario de Estado.

Donde cae la noche

El 8 de febrero, Reuters Latinoamérica hizo cobertura en vivo desde el Puente Simón Bolívar, una de las zonas de mayor tránsito en la frontera colombo-venezolana. Ese día, en Cúcuta, Santos anunció que:

Dejará de expedir tarjetas de movilidad fronteriza destinadas a facilitar el tránsito de venezolanos

Establecerá un sistema único de registro para quienes ya se encuentran en Colombia

Instalará centro de atención a migrantes venezolanos con la ONU

Anunció la movilización de 3.000 efectivos de la Policía Nacional y las Fuerzas Militares para la frontera.

En varios de los contenidos de Reuters se insiste en que “el número de venezolanos que viven en Colombia aumentó un 62 por ciento en el segundo semestre del 2017 a más de 550.000, de acuerdo con la autoridad migratoria local”.

La canciller Holguín asegura que en gran medida se trata del retorno de colombianos, o personas que tienen la doble nacionalidad. Según sus propias cifras, la tasa de retorno superaría el 50%. Sin embargo, Santos aprovecha la ocasión para hacerse del dinero de los contribuyentes estadounidenses, reclamando su parte en la repartición de “ayuda internacional” para atender la inmigración creciente de “venezolanos”, sin mencionar que un alto porcentaje implica una repatriación de sus conciudadanos.

En Venezuela viven más de 5 millones de colombianos “que han huido de la violencia y falta de oportunidades. Tienen derecho al trabajo, educación, salud y a todos los programas sociales de la Revolución”.

En la frontera colombo venezolana la situación es crítica desde hace años. El contrabando de extracción de productos y combustibles hacia Colombia ha sido severamente perjudicial para la realidad económica y social de nuestro país. Colombia se ha beneficiado del caos.

En el año 2015, la Canciller colombiana reconoció el contrabando y dijo que la responsabilidad era de Venezuela porque subsidiaba los productos que deseaban comprar los colombianos a bajo costo.

Medios tan antichavistas como RTVE han enviado periodistas hasta la frontera. Los reportajes certificaron el contrabando de extracción que, en el caso de los combustibles, ha sido legalizado por Colombia.

David Paravisini, ha denunciado que empresas colombianas como Vetra, Pacific Rubiales y Petromagdalena junto a Ecopetrol, la estatal colombiana, comercializan como propia la gasolina venezolana. Cuando Venezuela cerró la frontera dejó al descubierto que 90% de la gasolina que circulaba en Cúcuta y el Norte de Santander provenía de nuestro país.

Una de las justificaciones de la manipulación del mercado cambiario es la llamada Resolución No. 8 del Banco Central de Colombia, que autoriza el intercambio directo de monedas con los países vecinos. Esto genera una suerte de duplicidad de tasas de cambio, una establecida por el Banco Central de Colombia; y otra impuesta por las manos invisibles de las mafias de cambistas en la frontera. El bolívar, se convirtió en una mercancía de tráfico, que se vende a un valor superior al impreso en el billete.

A las princesas no las salvan los antagonistas

Ahora, los auspiciantes de la guerra financiera y de contrabando de los recursos venezolanos preparan un rescate financiero. El Ministro de hacienda Colombiano, Mauricio Cárdenas, ha contactado y comienza a negociar con agencias de crediticias internacionales un plan de rescate financiero por unos 60.000 millones de dólares para Venezuela, apostando que “esta vez sí” lograrán derrocar a Nicolás Maduro. Desconocemos qué institución seria firmaría un crédito a un país, solicitado por otro.

La droga, el paramilitarismo, el contrabando, la corrupción y el crimen marcan la dinámica de la economía colombiana. Cuando se sienten acorralados, sacan una serie de TV con la que lavan las culpas o, al menos, hacen que éstas parezcan divertidas.

Colombia produce, según la DEA, el 92% de la cocaína que se consume en EEUU. A Estados Unidos nunca le ha importado si los fondos provienen de mercados ilegales y hace mucho tiempo su propia economía se enjuaga con dinero del narco.

El fin de semana, el Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos visitó las Bases militares colombianas. En el pasado, conservaban cierto pudor a la hora de mostrar el poderío militar estadounidense en territorio colombiano y lo llamaban “Plan”. La invasión ha decidido quitarse la máscara y el Jefe del Comando Sur se pasea por las bases militares neogranadinas como perro suelto y sin vacunar.

Movimientos sociales panameños denuncian la presencia de soldados norteamericanos en su territorio so pretexto de los ejercicios “Nuevos Horizontes”.

Citamos a Marco A. Gandásegui (hijo) que escribe para La Estrella de Panamá:

“La Embajada de EE.UU. notificó al Gobierno panameño sobre el ejercicio ‘Nuevos Horizontes’ el 11 de diciembre de 2017. La nota respuesta de Panamá, aceptando la ocupación militar, fue transmitida casi un mes después, el 4 de enero de 2018. Las tropas norteamericanas entraron a Panamá el 2 de enero, dos días antes que la respuesta de la Cancillería. Aparentemente, EE.UU. iba a invadir el territorio panameño con o sin la autorización del Gobierno… Las tropas norteamericanas tendrán una ‘condición equivalente a la que se otorga al personal diplomático.”

Los panameños muestran su preocupación por la coincidencia entre estos ejercicios y las amenazas de Rex Tillerson contra nuestro país.

En la frontera sur, el Presidente de facto de Brasil, Michel Temer anunciaba que “desplegará más tropas en su frontera con Venezuela”.

Mientras medios y mediocres celebran una posible intervención militar, se perdieron de la verdadera primicia y es la inmolación de la soberanía de los Estados-naciones de Colombia, Brasil, Perú, Panamá y Guyana, sólo para lograr un objetivo que –aún- no es la intervención, sino una amenaza. La sodomía de Estados Unidos a los gobiernos de esos países es la historia no contada del escándalo y, a su vez, la más reveladora: si Washington decide atacar a Venezuela, la tragedia será continental.

William Serafino escribe para Misión Verdad:

“Sobre los movimientos militares en las fronteras con Colombia y Brasil, parece cuestión de sentar un precedente y enviar un mensaje geopolítico…Exacerbar el cuadro migratorio venezolano con las medidas tomadas por el gobierno de Santos y las que posiblemente tomaría el de Temer, intenta potenciar la propaganda humanitaria contra Venezuela a modo de compensar el trágico vacío político que han dejado los actores del antichavismo.”

Maduro, el subestimado, pulverizó a los agentes locales de Washington. El imperio, desesperado, se juega sus últimas cartas. Trump podría convertirse en la crónica de una derrota anunciada.

En portada: Una foto bellísima de Caracas. Compartida por Ildemaro Trias en su cuenta Twitter.  Caracas 14 de Febrero 1.30 am Aprox, aprovechando el apagón de la capital vean ustedes mismos los que nos cubre la cantidad de estrellas que no vemos realmente, que majestuoso eres Ávila. Fotografía de Larga Exposición Tiempo 30 Seg.

Gracias a Un lugar en la blogósfera a través de Invasiones silenciosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Guerrero Boliviano

Desde Bolivia nuestro corazón cubano...

CHAMOSAURIO

Actualidad política de Venezuela

Hastaelnocau

Blog de Marco Teruggi

A %d blogueros les gusta esto: