LulaEl golpe de Estado parlamentario aplicado en Brasil contra la entonces presidenta Dilma Rousseff se inscribió en la nueva estela golpista que ha recorrido el Continente a raíz de la asunción al poder de varios gobiernos de izquierda.

Siguiendo un guion milimétricamente calculado –y en ocasiones aprovechando errores de la izquierda–, la derecha regional ha usado su fuerza mediática y su abyecta supeditación al proyecto invasor de los Estados Unidos que se remonta a la Doctrina Monroe, de 1 823, abiertamente reivindicada por el actual gobierno de ese país, para desmantelar gobiernos latinoamericanos de izquierda, por limitados que fueran sus propósitos.