Buenos Aires, 25 abr (PL) Con un paro de docentes, protestas en el metro y reclamos de los panaderos por el alza de precios frente al congreso, en esta capital se siente hoy la efervescencia social.

Las protestas y los paros ya se han convertido en un reclamo habitual en este país, donde hay vasos comunicantes entre muchos de los gremios sindicales y distintos sectores: el alza constante de precios en los servicios básicos, el reclamo latente por mejores salarios y los despidos.

Los trabajadores del subte o metro porteño, que desde la semana anterior realizan medidas de fuerzas por la apertura de paritarias, como se le conoce aquí a las negociaciones salariales, volvieron a encabezar una demostración contraria.

Al menos, en esta ocasión, interrumpieron el servicio en horas tempranas y no en horarios picos, y en varias ocasiones han facilitado a los pasajeros viajar gratis con la apertura…