Deja un comentario

Ejemplos que demuestran los daños ocasionados en la esfera de la salud. #CubaVsBloqueo

Por:CubaVsBloqueo

El Estado cubano no cuenta en sus hospitales con algunas tecnologías o equipamiento técnico de punta producido exclusivamente en los Estados Unidos para tratar ciertas patologías.

Por esa razón, y con el fin de garantizar el acceso universal, gratuito y de calidad a los servicios de salud de todos sus ciudadanos sin distinción de ningún tipo, Cuba tuvo que enviar a un grupo de pacientes y sus acompañantes para ser atendidos en hospitales en el extranjero a un costo de un millón 66 mil 600 dólares. Estas tecnologías pudieran importarse desde los Estados Unidos de no existir el bloqueo, y los pacientes haber sido atendidos en su país. 

En febrero de 2017, la empresa alemana Otto Bock HealthCareGmbH, suministrador de prótesis ortopédicas, comunicó que debido al bloqueo no podrían suministrar los componentes para miembro inferior solicitados por MEDICUBA S.A.

Como consecuencia de esta negativa se tuvo que contratar otro producto de naturaleza similar, pero de menor calidad. Las prótesis modernas de la empresa Otto Bock mejoran significativamente las posibilidades de que la persona con una amputación de miembro inferior conserve o recupere la movilidad, lo que impacta significativamente en la calidad de vida de los pacientes cubanos con amputaciones de miembros inferiores.

El 17 de marzo de 2017, MEDICUBA S.A. recibió una comunicación del proveedor LINDMED Trade S. L. de España, notificando que no se podía suministrar el antibiótico Ciprofloxaxina Lactato Inyección 200 MG, ya que el fabricante, Claris Otsuka, se negó a vender la mercancía argumentando que “al Cuba encontrarse bajo las sanciones de la OFAC no podían suministrarle directa o indirectamente ningún producto”. Este antibiótico de amplio espectro, utilizado de forma intravenosa en pacientes pediátricos y adultos hospitalizados para el tratamiento de infecciones de vías respiratorias, piel, tejidos blandos, huesos y articulaciones producidas por bacterias sensibles, no puede ser utilizado en los hospitales cubanos.

En abril de 2017, el proveedor alemán Eckert & Ziegler Radiopharma Gmbh, se negó a suministrar a MEDICUBA S.A. el Generador Ge-68/Ga-68 Gallia Pharm GMP con sus componentes. Este equipo es empleado en el diagnóstico del cáncer de próstata. Según Eckert &Ziegler Radiopharma Gmbh, no podían suministrar el producto directamente a Cuba, ni tampoco a través de un tercer país, pues el bloqueo se los impedía.

El Complejo Ortopé dico Internacional “Frank País”de La Habana informó que con relación a la cirugía artroscópica, no se tiene acceso a los equipos y suministros de la empresa estadounidense Arthrex, líder en este campo. En febrero 2017, través de MEDICUBA S.A., se solicitó la compra de estos equipos. Lamentablemente hasta el momento no se ha obtenido respuesta. Esta empresa en su sitio web claramente establece que todas sus subsidiarias tanto en los Estados Unidos, como en otros países, deben solicitar una licencia de 16 exportación especial para poder vender sus productos a algunos países, entre los que se incluye Cuba. La adquisición y uso de los equipos de Arthrex significarían una atención de mayor calidad para los pacientes cubanos.

Al servicio de anatomía patológica del Hospital Clínico Quirúrgico“Hermanos Amejeiras”, de referencia nacional y que realiza diagnósticos de alta complejidad, le resulta imprescindible contar con un microscopio electrónico de alta precisión como equipamiento indispensable para su trabajo. Actualmente, este hospital cuenta con un microscopio HITACHI, que al tener más de un 80 por ciento de componentes estadounidenses hace imposible su reparación. Esta situación fue verificada durante la visita realizada al hospital, en septiembre de 2016, por los directivos de la compañía HITACHI.

El servicio de cardiología del hospital antes mencionado necesita un dispositivo de asistencia circulatoria como el sistema Impella que comercializa la compañía estadounidense Abiomed, líder en el mercado de su tipo. En febrero de 2017, a través de MEDICUBA S.A., se realizó la solicitud de equipos a Abiomed, sin que hasta el momento se haya obtenido respuesta. Estos equipos se utilizan ampliamente en el shock cardiogénico, la cardiología intervencionista y la electrofisiología, permitiendo la recuperación de estados de fallo cardiaco y por consiguiente, la prolongación de la vida del paciente. Actualmente, el hospital solo cuenta con la técnica de balón de contrapulsación aórtica, la que no ofrece las mismas ventajas que el sistema Impella.

Origen: Ejemplos que demuestran los daños ocasionados en la esfera de la salud. #CubaVsBloqueo

Gracias a MiCubaPorSiempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Guerrero Boliviano

Desde Bolivia nuestro corazón cubano...

CHAMOSAURIO

Actualidad política de Venezuela

Hastaelnocau

Blog de Marco Teruggi

A %d blogueros les gusta esto: