Deja un comentario

LOS DORAMAS, UN MUNDO POR DESCUBRIR

Por Felicita Rivero

Quiero permitirme el atrevimiento de hacerles una invitación, una muy especial, porque los llevará a descubrir un «nuevo mundo». Es verdad que ya no quedan continentes por encontrar o colonizar. Hace unos pocos siglos atrás otros se encargaron de eso, incluso hasta de demostrar que la Tierra es redonda y no plana como una colosal tortuga. Pero igual hay mucho por conocer de otras culturas aun en el siglo xxi. Los adelantos tecnológicos nos han permitido viajar a todo lo largo y ancho de esta aldea global sin movernos de nuestras casas. ¡Increíble! Y la Cultura Asiática está esperando ser reencontrada. Tan diferente es a la Cultura Occidental que nos seduce, fascina, atrapa.

Desde hace ya un tiempo el fenómeno cultural conocido como ola Hallyu ha sorprendido al mundo, en especial Latinoamérica, donde goza de una gran aceptación. Desde Asia, más directamente Corea del Sur, se ha impulsado este intercambio cultural que ha conducido a un incremento del interés de jóvenes y no tan jóvenes por este continente, otrora tan velado y desconocido. Si bien inició como un deseo de dar identidad a ese país, que apenas si se conocía, si lo comparamos con Japón y China, la popularidad abrió las puertas al resto de los países asiáticos, quienes también se han sumado a esta gran ola, visibilizando esta parte del mundo.

Mucho ha ayudado la migración de las tendencias gastronómicas, tecnológicas, artísticas. El anime y el manga podríamos citar para empezar. Sin embargo, la música y las novelas, conocidas con el nombre de Doramas, se han robado el show. Tanto es así que hace solo unos días en la entrega de los premios Billboard 2017 el premio a mejor artista en redes sociales, que hasta el momento lo había ganado exclusivamente Justin Bieber, lo obtuvo la banda surcoreana BTS con más de 300 millones de votos. Pero este no es el único grupo musical asiático que ha robado los corazones  del público, hay muchos otros como Super Junior, Infinite, Exo, que incluso han ofrecido giras por Latinoamérica. Y más allá de la música también destaca el Dorama, que ha logrado competir con las tradicionales telenovelas y ganarse un espacio de transmisión. Entre las más famosas se pueden mencionar Sonata de invierno, Una joya en el palacio, Mi amor de las estrellasEres bella. Quizás la magia detrás de esta ola radique en la novedad, en la frescura de sus propuestas y en el aderezo principal: la cultura oriental.

Las historias narradas en sus Doramas, por inesperado que parezca, recrean los mismos arquetipos a los que estamos acostumbrados. Las cadenas asiáticas, al igual que sus homologas occidentales, producen sus novelas apoyándose en los temas prestigiados por el uso: el romance, la fantasía, el drama, la comedia, la  ciencia ficción, el terror, el policíaco. La singularidad radica en la inclusión intencionada de sus propios elementos culturales: las relaciones sociales, lugares de interés social o histórico, creencias, tradiciones, comidas típicas, vestuario, mitología, entre otros. Entonces, se puede afirmar, que lo que marca la diferencia entra primero por la Cultura. Sin embargo, estas diferencias no nos hacen lejanos, nos acercan. Igual los espectadores caen rendidos ante los avatares de la protagonista, los desafueros de los villanos y la intriga de la historia. La suerte es que en la mayoría de los casos, son series cortas de apenas dieciséis o veinte capítulos; aunque existen las de larga duración que pueden alcanzar hasta setenta episodios. Tengo que confesar que la brevedad es una de mis razones para privilegiar este producto por sobre otros. Un secreto: justo por ser breve se vuelve más interesante. No deja tiempo para dilatar con peripecias pueriles los sinsabores de los protagonistas. También es muy común ver en estos Doramas entre el elenco de actores a cantantes de sus bandas de ídolos, lo que atrae a la comunidad de fans del grupo, haciendo muy rentable, a la larga, la industria del entretenimiento oriental.

Cada año, Corea del Sur, Japón, China, Taiwán, por citar algunos países, inundan a su teleaudiencia con sus Doramas, estrenos que vienen acompañados de entrevistas, programas de variedades, videos musicales, para deleitar y enganchar. Y en esa trampa, mágica trampa, caigo yo. ¿Quién me lo iba a decir? Como solía afirmar Chan Li Po, nuestro más sobresaliente detective chino: «espela poquito», que tú también caerás.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Permanencias Voluntarias

Pasen. Lean. Opinen. Todo es Voluntario.

Cuba Update

Actualízate sobre la realidad cubana.

prensa bolivariana

Libertad de Expresión

A %d blogueros les gusta esto: