Deja un comentario

A favor de la cordura

por: Redación La Época

El mundo no es menos absurdo hoy de lo que era hace 50 años. Galeano solía decir que si la contradicción es el motor de la historia, entonces la ironía es el espejo que utiliza el mundo para tomarnos el pelo. En nombre de una supuesta lucha contra la corrupción, diputados y senadores brasileros impulsan una suerte de revocatorio temporal contra la presidenta Rousseff, sin ruborizarse por ser un parlamento donde más del 50% de los impulsores de esta medida son sospechosos de estar involucrados en hechos de corrupción.

El pueblo venezolano, azotado por una crisis económica que estremece a los observadores de todo el continente, votó a finales del año pasado a favor de representantes de la misma oligarquía que combatió a inicios de 2002 por ser la culpable de décadas de atraso e injusticia nacional. Esta oligarquía, sacudiendo la bandera de la democracia, se propone hoy revocar el mandato de un presidente constitucionalmente electo.

Nuestros hermanos argentinos, aunque no sufrieron las mismas tribulaciones que el pueblo de la República Bolivariana, también le devolvieron el poder a una clase empresarial representada por Macri, a menos de un cuarto de siglo de haber sobrevivido a una de las peores situaciones de escasez y turbulencia económica provocadas por casi tres décadas de políticas neoliberales.

Acá en Bolivia, los mismos políticos que abogaron alguna vez a favor de políticas de austeridad y en contra de cualquier tipo de impulsos redistributivos de la riqueza, se presentan como defensores de los mismos indígenas, campesinos y discapacitados que alguna vez ignoraron y despreciaron mientras se encontraban en el poder.

Hanna Arendt, de quien no se puede sospechar ningún tipo de inclinación marxista o “populista”, solía decir que el deber de los políticos es muchas veces oponerse a los deseos de la multitud, algo que requiere valentía y verdadero compromiso con la sociedad a la cual se dice servir. Los días de tensión entre el movimiento de discapacitados y el gobierno son una prueba de que el gobierno no es tan populista como muchos analistas se esfuerzan en demostrar. Si lo fuera, ciertamente ya habría accedido al pago del bono vehementemente demandado.

No dudamos de que las condiciones de vida de este sector de la población son más difíciles que las de muchos otros, ni tampoco que requieren un tratamiento especial y específico, si ha de cumplirse con un básico principio de equidad en las políticas públicas de nuestro país. No obstante, se debe reconocer que la situación macroeconómica de hoy no es la misma que hace cinco años y que un nuevo bono de 500 bolivianos no es tan razonable como lo hubiera sido en ese tiempo.

Está claro, sin embargo, que también otras partidas del gobierno central deben modificarse, en orden de redistribuir la riqueza de la que aún goza nuestro país, sobre todo para favorecer a aquellos menos favorecidos por la vida y la sociedad. Una idea es fundamental en este tipo de situaciones: racionalidad.

Se dice que Atenas brillaba frente a otras ciudades de su tiempo entre otras cosas por una cultura de diálogo que no era permitida entre sus vecinos. Esta cultura, sostenida sobre una serie de valores que se consideraban universales y obligatorios dentro de una sociedad democrática, requería apertura ante las ideas de los demás.

Esperemos que la racionalidad se imponga sobre el absurdo general de nuestros tiempos al menos en este rincón de Sudamérica. No hay duda de que la historia universal lo agradecerá en el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Guerrero Boliviano

Desde Bolivia nuestro corazón cubano...

CHAMOSAURIO

Actualidad política de Venezuela

Hastaelnocau

Blog de Marco Teruggi

A %d blogueros les gusta esto: